Decorar el cabecero de la cama con cuadros

21 | 02 | 2021
Decorar el cabecero de la cama con cuadros

La zona del cabecero de la cama es sin dudas uno de los lugares favoritos para colocar cuadros, y es que, este espacio es donde primero fijamos nuestra vista cuando entramos en un dormitorio, y además marca la originalidad y personalidad de la habitación.

Muchas veces no se le da la importancia que se merece, y a veces hasta pensamos que es más fácil de lo que parece, pero lo cierto es, que como en cada tema de decoración, existen métricas que te ayudan a hacer este trabajo de manera exitosa.

Te presentamos algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de colocar un cuadro en el cabecero de la cama:

Color de la pared

Para colocar un cuadro en el cabecero de la cama, de igual manera que en el resto de espacios, debemos tener en cuenta el color de la pared de la habitación. Si, por ejemplo, nuestra habitación está pintada con tonos claros, podemos apostar por cuadros atrevidos, llamativos y con tonos fuertes, de esta manera lograremos darle personalidad y protagonismo artístico a la obra y cabecero de la cama.

Tamaño de la obra

Al igual que los cuadros que colocamos detrás del sofá, si utilizamos una única obra o un par, nunca debe sobrepasar el tamaño del mueble, que en este caso es el cabecero de la cama. Debemos tratar que el cuadro ocupe como máximo un 80% del ancho del mueble, evitando que la obra sea del mismo tamaño o más grande. En caso de cuadros grandes recomendamos cuadros horizontales y siempre colocados a la altura de los ojos, logrando de esta forma que se vean bien tanto de pie como sentados.

Colocar cuadros en composición

Esta es una de las ventajas que tiene utilizar el cabecero de la cama para diseñar nuestro espacio de arte. Por lo general, las camas suelen ser anchas, y nos permiten colocar composiciones de tres cuadros o incluso más. Recomendamos composiciones de tres cuadros, resultan muy elegantes y permiten colocarlos como tú quieras: sobre una misma línea de manera horizontal, en una columna vertical, intercalados… siempre siguiendo la regla general que es mostrar continuidad en la imagen que integra la composición.
En caso de ser una composición de cuadros, a diferencia de una pieza única, sí es recomendable extenderla hasta las mesitas de noche para crear mayor impacto visual y ganar equilibrio.

Distancia entre el cabecero de la cama y el cuadro

Una excesiva separación nos puede dar sensación de desconexión entre el cuadro y el cabecero de la cama. Lo recomendable es dejar unos 30 cms entre ambos de forma que quede integrado como una continuación del otro.


ArtPrint Blog

Revisa todos nuestros artículos y entérate de las últimas tendencias en decoración con cuadros e imágenes, para darle vida y color a tus espacios